Declaración de Imparcialidad

IMPARCIALIDAD

Bureau Veritas comprende la importancia de actuar con independencia en las actividades de certificación de nuestro sistema de gestión y de entregar conclusiones profesionales sin sesgo de ningún tipo. Encuentra aquí recursos relacionados, incluida nuestra declaración de imparcialidad.

DECLARACIÓN DE IMPARCIALIDAD

“Uno de los valores fundamentales de Bureau Veritas Certification y también un elemento clave de nuestro Código de Ética es la imparcialidad. Por esta razón, es esencial que Bureau Veritas Certification gestione cualquier posible conflicto de intereses para salvaguardar la imparcialidad de los servicios de auditoría y certificación prestados por parte de Bureau Veritas Certification.

Esto se realiza con el objetivo de proteger la objetividad y la marca de Bureau Veritas Certification, asegurar la satisfacción del cliente y cumplir con las reglas de acreditación y organismos reguladores.

Bureau Veritas Certification ha definido y mantiene una estricta política de imparcialidad y la supervisa de cerca a través de comités de imparcialidad internos y externos establecidos en todo el mundo”.

¿CÓMO MANTENEMOS LA IMPARCIALIDAD?

Bureau Veritas cuenta con procesos que garantizan que todos nuestros auditores en todo el mundo mantengan la imparcialidad e integridad. Al ingresar a la organización o convertirse en contratistas, todos los auditores deben firmar un contrato que especifique que no existe de su parte ningún conflicto de intereses y que mantendrán absoluta confidencialidad. Al mismo tiempo, se firma el Código de Ética de Bureau Veritas, el cual describe los valores, principios y reglas aplicables a todos los empleados y contratistas. Las sesiones de formación periódicas para auditores también enfatizan la importancia de la imparcialidad.

A través de un análisis de riesgo de imparcialidad, Bureau Veritas identifica, analiza y documenta situaciones potenciales de conflicto de intereses, que surgen de la prestación de servicios de certificación. Éstas incluyen:

  • relaciones y clientes comunes entre Bureau Veritas y las partes.
  • cualquier cambio significativo en las actividades de certificación, organización, estructura y estatus legal.
  • fusiones y adquisiciones.

Bureau Veritas también gestiona la imparcialidad a través de sus Comités de Imparcialidad establecidos a nivel local y de Holding. Estos Comités tienen como función:

a) Ayudar a desarrollar las políticas relacionadas con la imparcialidad de sus actividades de certificación.

b) Contrarrestar cualquier intención por parte de Bureau Veritas de permitir consideraciones comerciales, o de otro tipo, para prevenir la provisión consistente y objetiva de actividades de certificación.

c) Asesorar sobre asuntos que afecten la confianza en la certificación, incluida la apertura y la percepción pública.

d) Revisar, al menos una vez al año, la imparcialidad de los procesos de auditoría, certificación y toma de decisiones de la entidad BVC.

e) Revisar la evaluación de las finanzas y las fuentes de ingresos en busca de amenazas a la imparcialidad.

f) Revisar cualquier riesgo residual de imparcialidad para determinar si está dentro del nivel de riesgo aceptable.

¿QUÉ CONSTITUYE UNA AMENAZA A LA IMPARCIALIDAD?

Bureau Veritas se mantiene alerta ante cuatro amenazas principales a la imparcialidad:

  1. Interés propio: una persona que actúa siguiendo su propio interés más que el de la organización.
  2. Autoevaluación: mediante el cual una persona u organismo revisa el trabajo realizado por ellos mismos. Esto incluye auditar los sistemas de gestión de un cliente al que el organismo de certificación ha proporcionado consultoría en sistemas de gestión.
  3. Confianza: amenazas que surgen del hecho de que un auditor o una entidad estén demasiado familiarizados con el cliente, por lo cual no exija adecuadamente la evidencia durante la auditoría.
  4. Intimidación: cuando un auditor cree que es coaccionado de forma abierta o implícita.
Share This