efecto invernadero, empresa, compromiso medio ambiente
El efecto invernadero es el problema más urgente de nuestro tiempo pues incide en el cambio climático. El compromiso de reducir las emisiones de carbono es una de las estrategias útiles y demuestra la responsabilidad y el liderazgo medioambiental. Sin embargo, es mucho más fácil decirlo que hacerlo.

¿Cuál es la diferencia entre carbono neutro y cero neto?

A medida que el cambio climático ha ascendido en la agenda de los líderes empresariales, también lo ha hecho el concepto de neutralidad de carbono. Esto significa lograr un resultado final de cero emisiones de carbono para una empresa, sitio, producto, marca o evento de la siguiente manera:

  • Haciendo mediciones de las emisiones
  • Reduciendo las emisiones en la medida de lo posible
  • Compensando las emisiones restantes

Por el contrario, el cero neto es un objetivo más ambicioso que se aplica a toda la organización y su cadena de valor. Esto significa reducir las emisiones indirectas de carbono desde los proveedores hasta los usuarios finales, una hazaña compleja en un mundo en el que las empresas no controlan toda su cadena de valor.

Los detalles sobre cómo las empresas pueden contribuir al objetivo global de cero emisiones netas han sido formulados por la iniciativa Science Based Targets, junto a su campaña Race to Zero. El enfoque de las emisiones residuales también es diferente, siendo esencial la eliminación activa de carbono de la atmósfera para lograr cero emisiones netas a largo plazo.

¿Cómo lograr el cero neto?

El cero neto como objetivo es de interés mundial por cuanto puede incidir en el cambio climático.

El Acuerdo de París busca mantener el aumento de la temperatura global muy por debajo de los 2 °C y continuar los esfuerzos para un valor de 1,5 °C. Mientras tanto, la investigación ha demostrado que para evitar los peores impactos climáticos, las emisiones de carbono deben reducirse a la mitad para 2030 y llegar a cero neto a mediados de siglo.

Objetivos a nivel mundial

Algunas de las economías más grandes del mundo, incluidos Japón, el Reino Unido y Francia, han establecido un objetivo neto cero para 2050.

También es fundamental que reconsideremos los combustibles que utilizamos y que mejoremos la eficiencia en la producción alimentaria. La inversión en energías renovables como la energía solar y eólica es un eje, al igual que el desarrollo de técnicas de eliminación y secuestro de emisiones.

efecto invernadero, energias, limpias, eolica, turbinas

Si bien la reducción de las emisiones debe ser nuestro objetivo, la eliminación de dióxido de carbono sigue siendo necesaria actualmente en sectores en los que alcanzar cero emisiones es particularmente difícil, como la aviación. La eliminación se puede lograr de varias maneras, desde enfoques naturales como la restauración de bosques y el aumento de la absorción de carbono por el suelo hasta soluciones tecnológicas como la captura y el almacenamiento de aire directo.

Objetivos a nivel corporativo

En un contexto corporativo, el cero neto se define como un estado en el que las actividades dentro de la cadena de valor de una empresa no tienen un impacto neto en el clima de las emisiones de carbono. Esto implica establecer y plantear como objetivo incrementos menores de 1,5 °C en la atmósfera, y que aquellas emisiones que las causan se eliminen de manera permanente.

Para ir más allá de la neutralidad de carbono y llegar a cero neto, las empresas deben ampliar sus conceptos. El Protocolo de Gases de Efecto Invernadero clasifica las emisiones de carbono en tres campos:

 

  • Emisiones directas de fuentes propias o controladas, incluida la combustión de combustible en el sitio, como en calderas de gas, vehículos de flota y aire acondicionado.
  • Emisiones indirectas, incluidas las de la generación de electricidad, calor, refrigeración y vapor compradas y utilizadas por la organización.
  • Las demás emisiones indirectas que ocurren en la cadena de valor de una empresa. Son las más difíciles de rastrear y controlar, pero generalmente representan la mayor parte del inventario de emisiones de una empresa. Se asocian a proveedores, viajes de negocios, adquisiciones, desechos y la fase final de vida útil de los productos y servicios.
efecto invernadero, reducir carbono, usando bicicleta

¿Qué logran las empresas con el cero neto?

Las empresas pueden identificar puntos críticos de emisión en su cadena de suministro y evaluar a los proveedores en cuanto a sostenibilidad, identificar oportunidades de eficiencia energética y reducción de costos, y comprometerse positivamente con proveedores y personal para ayudar a reducir las emisiones. También pueden encontrar formas de influir en el comportamiento del cliente o preparar una estrategia para la vida útil del producto, por ejemplo, trabajando con minoristas y distribuidores en programas de devolución.

Referencias

World Resources Institute (s.f.). Greenhouse Gas Protocol

Certificación en ISO 50001

Da el primer paso en tu organización para reducir emisiones y el consumo energético.

Compartir este artículo

Comparte este artículo con tus amigos y conocidos.